s



JULIO/20
ASÍ DESTRUYÓ LA SALUD PÚBLICA DE MERLO EL INTENDENTE MENENDEZ

 

Desde el inicio de su mandato Gustavo Menéndez “entregó” íntegramente el sistema de Salud Pública Municipal de Merlo a un grupo de “Empresarios” Médicos al que estaba vinculado en el Distrito de Malvinas Argentinas cuando su Intendente era Jesús Cariglino y Gustavo Menéndez un operador “todo terreno” de éste.

Ese grupo, cuyo creador y organizador es el Dr. Hugo Shwab, opera desde hace años en distintos Distritos de la región. Su único propósito es generar “ingresos” a partir de mecanismos de facturación que muchos especialistas han denunciado de irregulares y hasta corruptos.




Hugo Shwab

Nunca han conseguido mejorar la salud pública de ningún distrito. Solo generan “negocios” con ella.

La designada por ese grupo para “gerenciar” el “negocio” en Merlo es desde 2015 la Dra. Graciela Bonfigli.

Su nombramiento fue hecho por el Intendente Gustavo Menendez pero para ocultar su cometido y debido a que era una ilustre desconocida en la comunidad médica de Merlo, solicitó que le “ponga” un secretario de Salud “maleable” quien debería colocar su firma en los papeles (del resto se ocupa ella).

 

Dra. Graciela Bonfigli

Por esa razón, Gustavo Menendez designó al reconocido gineco-obstetra merlense Dr. Juan Anton, pero su gestión duro poco, pues se dio cuenta a tiempo lo que pretendían de él. Rápidamente fue desplazado y el Intendente tuvo que “echar mano” a otro amigo médico cuyo apellido es conocido en Merlo, más que por él, por su familia y así apareció el Dr. Miguel Murrone, quien no tuvo reparo para someterse a las órdenes de la Dra. Bonfigli y su sistema perverso de facturación médica.

 

Dr. Miguel Murrone

Entre ambos funcionarios bajo la orden del Intendente, desarticularon todos los servicios del Htal. Eva Perón donde sus jefes resistieron a ser partícipes de un sistema corrupto. El Htal. Municipal comenzó a disminuir drásticamente su nivel y se transformó en el hoy denominado Htal. “camino al cielo”.

También y como no resultaban rentables a los fines de la facturación, desmantelaron todas las Unidades Sanitarias (APS) y muchas fueron cerradas, recordando que Menéndez prometió en su campaña jerarquizar la Atención Primaria y abrirlas las 24hs, aparte de tener ambulancias en ellas. Nada de eso ocurrió.

Asímismo el Geriátrico Municipal construído por la gestión anterior en la calle Balcarce de Merlo, para pacientes exclusivamente indigentes, que supo ser el más moderno de la Pcia. de Bs. As, lo transformaron en lujosas oficinas para directivos y consultorios externos.

Se desmantelaron servicios, se degradó el nivel médico, dejaron de entregar medicamentos gratuitos, se perdió definitivamente el alto nivel científico del Hospital Eva Perón y se abandonó al personal a su suerte con bajísimos sueldos, persecución política y nula protección en tiempos de pandemia.

Hoy se ve claramente el estado final al que este “negocio” ha llevado a la salud pública de Merlo. Como lo ha denunciado la CICOP, muchos trabajadores, médicos, enfermeros y auxiliares se encuentran infectados de Covid y hasta ha sido cerrado el Hospital Pedro Chutro, que fuera una joya de la salud de Merlo.

El Hospital de Pontevedra es hoy apenas una “Salita grande”. El llamado Hospital oftalmológico de Libertad nunca prestó seriamente servicios, tampoco lo hace hoy, y hasta existen numerosas denuncias de mala praxis de personas que siendo operadas o tratadas allí, perdieron la vista o parte de ella.

La promesa incumplida por Gustavo Menendez de un Hospital en Mariano Acosta (que terminó siendo un proyecto de una Unidad Sanitaria) ha provocado desilusión y bronca en esa ciudad. Mientras, la sala 38, sobre la Ruta 40 (ex 200) muestra un deterioro total y carece de médicos.



Las ambulancias, también concesionadas, no acuden a los llamados y en caso de accidente o tiroteos llegan horas tarde cuando las victimas ya han muerto o están en agonía. Por una razón que no puede ser otra que “ingresos” bastardos la Municipalidad de Merlo no ha querido ingresar al sistema oficial del SAME, que funciona muy bien y está en aplicación en aproximadamente 130 de los 135 distritos de la Provincia de Buenos Aires.


VECINOS TAPAN A UN HOMBRE QUE FALLECIÓ. LA AMBULANCIA TARDÓ MÁS DE 10 HORAS.

Mientras el Secretario de Salud de Merlo, Dr. Miguel Murrone (quien vive en Capital Federal) está prácticamente desaparecido, el sistema corrupto subsiste y provoca cada vez más degradación sobre la antes eficiente Salud Publica Municipal de Merlo que hoy está signada por el abandono, la mala atención y la muerte.


......................................................................................................................................................

merlogba.com
contacto@merlogba.com

 







   

merlogba.com